LO DESTACADO

En busca de un ombudsman

huitzi-ortegaAntes del primero de abril la Comisión de Derechos Humanos, Equidad y Género del Congreso del Estado de San Luis Potosí, deberá de enviar al Pleno del Poder Legislativo para su aprobación el dictamen correspondiente para elegir al nuevo Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de San Luis Potosí, una de las tantas atribuciones con que cuentan los Legisladores y que merece la mayor de las atenciones.

La palabra ombudsman es de origen sueco y deriva de los vocablos “ombud” – el que actúa como vocero o representante de otro y “man” – hombre, que en una evocación de uso común, la representación del hombre se coloca en la representación al pueblo o a los más desfavorecidos, es decir el ombudsman es un representante o defensor del pueblo, inclusive en algunos países como Argentina, Bolivia, Colombia, España etcétera, reciben el nombre de Defensores del Pueblo.

En México acaso el antecedente más remoto lo dio en su momento el abogado más ilustre de San Luis Potosí el Licenciado Ponciano Arriaga Leija en 1847 con la creación de la Procuraduría de los Pobres, que sirvió de base para la conformación de lo que hoy es la Defensoría Social y la Comisión de Derechos Humanos tanto Nacional como Local, ambas instituciones prestan servicios diferenciados, mientras la primera patrocina y asesora, la segunda vigila que la autoridad no vulnere los derechos o cometa excesos en detrimento de la sociedad, el común denominador en ambas es defender a los más débiles.

Es deseable que los Legisladores que son quienes tendrán la responsabilidad de elegir al próximo ombudsman potosino adviertan que el País y la correlación que existe actualmente entre la Suprema Corte y las Cortes Internacionales a raíz de la Reforma Constitucional en Materia de Derechos Humanos que se llevó a cabo en el 2011 y que trae consigo el Control de Convencionalidad, coloca a las Comisiones de Derechos Humanos o sus similares como piedras angulares para proteger, defender, observar y promover los derechos humanos mediante un procedimiento no jurisdiccional, ya que no sustituye el Sistema de Protección de Garantías Constitucionales que le es exclusivo a la Suprema Corte de Justicia, mediante los mecanismos de Amparo, Controversia Constitucional y Acción de Inconstitucionalidad, pero resulta una acción complementaria, es decir donde la autoridad se excede y la Suprema Corte no alcance a llegar, ahí tiene su marco de acción la Comisión de Derechos Humanos.

La CEDH a través de los años ha venido conformando una imagen que ha mostrado rostros diferentes, en un inicio recordábamos con amargura y más cuando nosotros en carne propia fuimos víctima del crimen o el delito, como los visitadores acudían a petición de familiares a las celdas de las prisiones a verificar que los delincuentes no fueran victimas de atropellos por parte de las autoridades, si a eso se sumaba un proceso indagatorio y judicial deficiente y corrupto que al final dejaba libre al ladrón o agresor, la triste impresión de la víctima del delito es que la CEDH solo servía para complacer, alcahuetear y liberar delincuentes, pero nunca advertimos que el delincuente no se liberaba por culpa de la Comisión sino por la transgresión de la autoridad en llevar un debido proceso; hoy la CEDH no solo atiende temas de esa índole, hoy le vemos en escuelas, oficinas y dependencias de todo tipo, ya nos hemos acostumbrado más a su presencia y sobre todo a su trabajo.

Le quedan unos cuantos días a la máxima tribuna de San Luis para tomar una decisión sensata, los bailes, los abucheos, las ofensas, las amenazas, y demás cuestiones que desgraciadamente cada que se reúnen ventilan, independientemente del ofensivo espectáculo, entrañan en su interior el temor fundado de que el asunto de la elección del ombudsman no sea tomado con seriedad por parte de los Legisladores, ojalá me equivoque en lo anterior, pero en la fracción III del artículo 32 de la Ley de Comisión Estatal de Derechos Humanos de San Luis Potosí y en la propia convocatoria se establece como requisito para aspirar a presidir la CEDH el contar con reconocida probidad, buena reputación y honradez y al parecer uno de los candidatos cuenta con un historial controvertido que cuando menos públicamente no le da buena reputación y al parecer inclusive fue inhabilitado por un periodo para el servicio público, es decir se encuentra demostrada su falta de probidad y honradez aunque ya se hubiese cumplido el castigo, es decir, compurgar la pena no borra la falta, solo la paga y la confirma; hay más opciones, por favor, están viendo y no ven, es inelegible.

HUITZI ORTEGA PÉREZ / Tepantlahtoani / San Luis Potosí, S.L.P. / Marzo 14 de 2017.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s