LO DESTACADO

Nadie está vivo o muerto políticamente

jaime-chalitaNo hay plazo que no se cumpla y los tiempos se acercan peligrosamente para las nuevas elecciones de este año 2017 y, desde luego, en un año tan complicado para la economía, se espera el derroche de un país, que se dice pobre, en la justa que, el principal pleito electoral, será por el de mayor padrón electoral y es el Estado de México.
¿Si los que componemos la sociedad que trabaja y busca salir adelante con el día que transcurre, llevando alimento a sus hogares, creemos que ya hemos visto todo, pero nos equivocamos?
Nadie está vivo o muerto políticamente. Todo está por verse y lo peor es que en medio estará una serie de actos, filtraciones, publicaciones, reproches públicos y más, por la lucha de convencer a los ciudadanos, voten por tal o cual persona, independiente o, de partido político. La basura está por salir y si Usted piensa que con los ex gobernadores de Veracruz, Quintana Roo, Sonora y Chihuahua, hemos visto lo pero, espere, como dice la Biblia, y vendrán cosas peores.
Un País de políticos alejados de las causas de México, del verdadero patriotismo, casi todos, es en lo que se ha convertido nuestro México. Gobernadores, diputados, presidentes municipales, también, casi todos, que se sienten intocables, hechos a mano, electos de un puesto a otro o, aquellos tan controvertidos y criticados, como son los diputados plurinominales, viviendo del dinero que no ganan, pero si cobran.
Una vez más, entre mucho, se deja la carga que se impone a través, de la reforma de la Ley Estatal Electoral. Por falta de acuerdos entre partidos, pero además, intereses ajenos a los representados, se deja la figura de los diputados plurinominales. Estas curules que, sirven a quienes quieren seguir, no sólo viviendo de un sueldo, también, a quienes, ostentando un fuero inadecuado o, cuando menos acotado, pueden hacerse de muchas formas obscuras de negocios.
No todo es negativo. Un importante avance, es la paridad de género y, de plano la esperanza de, no sólo que la justicia para las mujeres sea realidad, también, el que finquemos un mejor porvenir en las tomas de decisiones a favor de la población y, por supuesto, mejor defensa de los intereses de sus representados, acudiendo a visitar sus distritos. Muchas mujeres pueden llegar a ser diputadas o, algún otro puesto político, por las urnas, habría que apoyarlas, pues los hombres que nos han representado han quedado a deber.
¿Qué pasaría, con un congreso mayoritariamente de mujeres? Apelaría no sólo a él numero por el numero equidistante y si, por la enorme capacidad de ellas que, han demostrado lo mucho que son capaces de alcanzar por su voluntad y capacidad.
México se presume un país de leyes, no lo es, la impunidad deja muy mal parado al Estado de Derecho, con letra muerta que nos cuesta enormes cantidades de dinero cada vez que se genera una ley, pero, no es suficiente para detener la delincuencia, de cualquier nivel y fuero.
No es posible escuchar que nadie está por encima de la ley y, muchos lo están. Acuerdos de las legislaturas, no sólo la presente, también las anteriores, han permitido la deshonestidad de quienes nos han gobernado; ejemplos hay muchos y muy cercanos en el tiempo.
Una nueva era parece aproximarse en el esfuerzo de la ciudadanía, a fuerza del hartazgo que genera tanta injusticia. Las reformas que amparan el proceso electoral, tienen en ya, las reglas para que un presidente municipal y, diputados, puedan reelegirse y así, será exigible dejar el puesto 90 días antes de la elección solicitando licencia respectiva, pudiendo regresar a su “representación” al día semiente de terminada la elección.
La historia está por escribirse aún.
jaimechalita@yahoo.com
@jaimechalita
JAIME CHALITA / Reflexiones / San Luis Potosí, S.L.P. / Marzo 6 de 2017.