LO DESTACADO

Iniciativa Emprendedora

jocelyn-delgado-iniciativa-emprendedora
Nacer como mujer sigue siendo un castigo en la actualidad
Querido lector, nunca se ha preguntado ¿Porqué no hay día del hombre?
A través de la historia, la mujer ha tenido que luchar por el reconocimiento de sus derechos sociales, ya que desde la época del “paterfamilias”, la mujer no tenía derecho ni siquiera a decidir sobre su propia persona ya que era considerada como una “res” o “cosa”.
No tenía derecho a decidir con quien quería casarse, incluso el padre de familia la intercambiaba por la denominada “dote”, consistente en el patrimonio que la futura esposa o su familia entregan al novio, siendo en muchos casos proporcional al estatus social del futuro esposo y formaba parte de un intercambio de riquezas entre las familias contrayentes acompañada de un cierto pago del novio o su familia a la familia de la novia.
Haciendo un recorrido a través de la historia, existen mujeres dignas de recordarse, entre ellas, Sor Juana Inés de la Cruz, quien lucho por una educación sacrificando su cabello para disfrazarse de hombre y lograr entrar a la Universidad.
En 1916, se le reconoce el derecho a votar a la mujer, pero únicamente en solo 3 estados; entre ellos fue pionera nuestra querida ciudad Potosina, gobernada en ese entonces por Rafael Nieto, además de Yucatán y Tabasco, donde sólo se le permitió el voto a aquella mujer que supiera leer, escribir y que además! fuera acompañada por su esposo…
De cierta manera siempre se nos ha exigido más que al hombre.
En 1928, Plutarco Elías Calles reformó el Código Civil, ya que la mujer no estaba contemplada dentro del mismo, es decir, no podía celebrar ningún tipo de contrato privado, ni disponer libremente de sus bienes ni mucho menos heredar a sus descendientes.
Con artimañas, en 1946, el entonces candidato a la Presidencia Miguel Alemán Valdés, para captar más votos prometió a las mujeres de México que si votaban por él, les concedería el derecho no solo de votar, sino a también poder ser votadas, es decir, que podrían tener cargos de elección, esto detrás de una inteligente y planeada campaña política para que las mujeres con dicha promesa de campaña lo eligieran a él para hacerlo el próximo Presidente de México y así ganar las elecciones muy por arriba de su contrincante.
Aunque Usted no lo crea, estamos tan atrasados que hasta apenas hace poco, (les hablo del 2001), aún se hablaba de la famosa “cuota de género”, en donde detrás de muchos movimientos “feministas” al inconformarse las mujeres por seguir viendo ocupadas las sillas por caballeros en cargos de representación, se le permitió mediante la mencionada cuota un 30% a las mujeres y el 70% a los hombres para poder tener cargos de elección.
Pero eso no es lo más grave y chistoso mi querido lector, cual fue la sorpresa de que ahí surgieron las famosas “Juanitas”, sí, esas mujeres que designaban como candidatas sus mismos esposos y estos hábilmente se ponían como sus suplentes, para que una vez que su mujer tomara el cargo, éste la hacia renunciar para él tomar dicho cargo y así seguir permaneciendo en el poder mediante la “cuota de genero” para que la esposa se regresaran al hogar a planchar y cuidar a los niños…
Este fue un caso verídico que se destapó cuando una valiente mujer llamada “Juanita” le dijo a su esposo que No renunciaría al cargo y se hizo un boom político que terminó en lo que ahora llamamos “equidad de genero”, donde ahora los suplentes, tienen que ser del mismo género para evitar este tipo de suplencias maritales.
Actualmente la mujer sigue luchando por la igualdad de sus derechos laborales, políticos y salariales, además del alto índice de violencia contra la mujer no solo física si no psicológica, así como abusos sexuales, violencia familiar, discriminación, feminicidios, acoso sexual y laboral, frente al hombre, quien desde siempre tiene pleno goce de todos sus derechos, “Por ser Hombres”
No es una guerra frente al hombre, si no de encontrar la igualdad de derechos, ya que tanto el hombre como la mujer tienen la misma capacidad y ambos son un complemento del otro que necesita uno del otro.
Nuestra sociedad ha cambiado y en su mayoría el salario ya no alcanza, por lo que tanto el hombre como la mujer tienen que trabajar para mantener el hogar, debemos también quitar el estigma y carga de que “el hombre debe ser el sostén de la familia” y apoyar, así como el hombre debería solidarizarse en los quehaceres del hogar ya que eso no le quita lo hombre, concienticen que la mujer además de ser madre, trabaja y es ama de casa.
Aun recuerdo a un maestro de la Universidad que un día nos dijo que: “las mujeres desperdiciaban los espacios en la carrera de Derecho, que éstos solo deberían de ser para los hombres”, queriendo cortar en aquél momento mis alas para ejercer la carrera que mi padre se dedicó y que por cierto el día de hoy hubiera sido su cumpleaños donde quiera que este, y que él con cariño quería que su hija menor fuera “Maestra de kínder” sin saber que yo quería ser como él.
Retomando el tema, es triste seguir lidiando hoy en día con este tipo de situaciones, no se trata de una guerra, se trata de ser iguales!! eliminemos la palabra “género” ¿Cuándo será el día en que solo nos podamos ver como personas y seres humanos?
Es indignante que según datos del INEGI, por las mismas horas de trabajo, las mismas funciones e incluso el mismo empleo la mujer gane mucho menos salario que el hombre.
Nunca se ha preguntado ¿por qué la mujer no puede registrar en el servicio médico y prestaciones laborales a su esposo y el hombre a la mujer si?
Mujer, por más gracioso que parezca nunca digas jugando “El último que llegue es niña” como si fuera algo realmente feo y malo, ni mucho menos utilices la frase: “No te rajes” ya que deviene de un término despectivo que habla de los órganos sexuales de la mujer.
Es indignante ver a mujeres encasillados en cargos como “Atención a la Mujer” “Grupos Vulnerables” ¨Presidenta de DIF” ¿Por qué no las desempeña un hombre? o ¿por qué la mujer aun no se desempeña en otro tipo de cargos? ¿Qué no somos capaces de salir de lo mismo de siempre?
Es indignante que en los recientes cambios de la mayoría de las mesas directivas de las asociaciones empresariales, en la foto del presídium solo sigan apareciendo hombres.
No se trata de que la mujer tenga más derechos que el hombre, ni que el hombre tenga más derechos que la mujer, sino de que la mujer y el hombre tengan los mismos derechos, no es agradable seguir tolerando miradas de hombres misóginos cuando ven a una mujer emprendedora.
Debemos tener la iniciativa emprendedora de entender que no se trata de una guerra entre ustedes y nosotras, si no de hacer grandes cosas de manera conjunta para bien de nuestra sociedad, somos un complemento, ya es momento de retirar ese castigo.

JOCELYN SALGADO / Iniciativa Emprendedora / San Luis Potosí, S.L.P. / Marzo 6 de 2017.