LO DESTACADO

Aunque no le creen, Dorothy Ruíz, de Matehuala, SLP, triunfa en la NASA y ya es viral

dorothy-ruiz-martinez-destacadaEl video donde el Universal describe la vida que la potosina Dorothy Ruíz Martínez llevó hasta convertirse en una ingeniera aeroespacial que trabaja en la NASA se ha vuelto viral. Ella misma, en sus redes sociales, agradece a quienes se han comunicado para felicitarle y reitera en Estados Unidos: “Si eres exitoso y no quieres que otros mexicanos lo sean, qué pena contigo, el progreso es para todos”.
El video cita que la ingeniera Dorothy Ruiz, de San Luis Potosí, trabaja en la NASA. Diseña cohetes y entrena astronautas. Hay quienes no le creen, piensan que trabaja ahí haciendo limpieza, “no es nada malo, es un trabajo digno”, dice. Agrega que vivió en Matehuala con sus abuelos y que cada año tenían que ir a trabajar como recolectores a Estados Unidos.
No sabía inglés, pero era buena para las matemáticas y gracias a su empeño y dedicación en la escuela, ahora es operadora de vuelo en la Estación Espacial Internacional, una nave del tamaño de un estadio de fútbol.
Dorothy Ruíz Martínez es una ingeniera aeroespacial de la NASA en el Centro Espacial Lyndon B. Johnson, especialista en operaciones espaciales para la Estación Espacial Internacional (ISS) realizadas en el Centro de Control de las Misiones (CCM) en Houston.
dorothy-ruiz-martinez-abuela-doroteaEs de raíces zapotecas istmeñas por el lado materno y nuevolenses por el lado paterno. Creció en Matehuala, San Luis Potosí, bajo la crianza de sus abuelos Ernesto y Dorotea, originarios del municipio de Doctor Arroyo, Nuevo León.
Se graduó de la Secundaria Francisco Zarco y se mudó a Estados Unidos cuando tenía 16 años. Durante su niñez presenció la tragedia del Transbordador Espacial Challenger frente al televisor mientras se preguntaba qué era lo que había sucedido y cuestionaba la mecánica de estas máquinas místicas que llevaron a valientes exploradores hacia el espacio. Ahí cambió su vida, narra, porque este hecho impulsó su curiosidad sobre los cohetes y la ingeniería aeroespacial.
Terminar la preparatoria de Humble High School en el estado de Texas fue complicada, porque no dominaba el inglés y culturalmente era un medio ambiente muy diferente al de México. Aun así, sobresalía en las clases de matemáticas y ciencia, y pedía que la pusieran en clases más avanzadas.
Su maestra de español, Martha Carter, fue su mentora y le ayudó a aprender inglés, le dio un trabajo de traducción de material educativo para que pudiera ahorrar para la universidad. Al terminar la preparatoria con honores, recibió una beca completa para ir a una universidad pública. Eligió la Universidad de Oklahoma, sin embargo, la carrera de ingeniería aeroespacial fue cancelada en esta institución por falta de fondos estatales e ingresó a la Universidad de Texas A&M en College Station, Texas para terminar la carrera.
Durante su carrera participó como estudiante de intercambio en Châtenay-Malabry, Francia, realizó tres rotaciones de prácticas como pasante de ingeniero en el Centro Espacial Johnson y una en el Centro Espacial Langley en Virginia. Se graduó con el título de Ingeniero en Ciencias Aerospaciales con una concentración en diseño de cohetes y una materia secundaria en matemáticas y literatura en español.
NASA
En 1998 hizo una pasantía académica por medio del programa de Langley Aerospace Research Summer Scholars del centro de investigaciones de NASA Langley en Virginia y se enfocó en la investigación de materiales criogénicos reusables para vehículos espaciales de alta velocidad.5 Después, realizó tres rotaciones de prácticas estudiantiles en el Johnson Space Center desarrollando material de entrenamiento para los astronautas en el sistema de propulsión del transbordador.
dorothy-ruiz-martinez-nasa-3Su primer trabajo fue como instructora de astronautas en el sistema de control y propulsión para el Transbordador Espacial y después se transfirió al departamento de Operaciones de Misiones Espaciales como Ingeniero de Planificación de Actividades Espaciales en Tiempo Real (RPE).
En el 2008 trabajo en Moscú y en el TsUP como Coordinadora de Enlace de actividades espaciales entre la NASA y la Agencia Espacial Rusa. Desde marzo del 2013, trabaja como operador de vuelo Houston GC9 en el Centro de Control de Misiones espaciales en Houston, controlando los sistemas que enlazan las comunicaciones satelitales entre el ISS y la tierra. Ruíz-Martínez ha sido seleccionada para controlar las comunicaciones de la base de control para el proyecto EM-1 (Misión de exploración 1) que llevarán a una nave no tripulada a la Luna orbitando a su alrededor durante 30 días con la finalidad de realizar más misiones al futuro para llevar a los astronautas a Marte.
Otros Proyectos
Participó como líder del proyecto en México para Ingenieros Sin Fronteras del Capítulo Sur, instalando filtros de agua sustentables en zonas rurales de Nuevo León, y propuso un proyecto de innovación en colaboración con un científico de la NASA y otro científico mexicano sobre el Crecimiento del Cactus Opuntia para usos beneficiales y sustentables en el hábitat del espacio y en comunidades Rurales.
En la actualidad, imparte conferencias enfocadas en la importancia de animar a las niñas y mujeres a perseguir una carrera en el campo de las STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Está casada con el ingeniero mexicano-americano Michael Martínez Yarbro y tiene dos hijos Sofía Adonai y Miguel Bernardo Martínez Ruiz.
Su trabajo de voluntaria ha evolucionado al enfoque de mujeres hispanas por medio de la creación del grupo Marianas, cuya misión es inspirar a otras mujeres por medio de la fe, el liderazgo, la superación y el servicio.

dorothy-ruiz-martinez-familia-2
Dorothy se describe como una persona una persona sencilla, según la entrevista que concedió a mifamiliamagazine.net, con buenos valores, trata de ser una buena persona con los demás y respetar siempre al otro. “Y me muevo por la fe y por mis creencias. Además de la fe, me inspira mucho la ciencia. Me gusta mucho saber de la ciencia para conocer más. Siempre estoy tratando de renovarme”.

MFM le preguntó: ¿Es difícil para dos personas inteligentes y metódicas cuadrar la fe con la lógica? ¿Cómo hacen para que no se debilite su fe?

Dorothy: Para mí, antes sí era difícil porque todo era blanco o negro, siempre tenía que ser como comprobado para creer en eso por el campo en el que me desenvuelvo. Pero cuando me casé, mi fe fue creciendo y entonces empecé a entender que Dios nos da inteligencia para explorar sus grandes creaciones y decidí que todo lo que yo estoy estudiando por observación y de manera científica es porque Dios lo quiere y así es como logré asimilar la fe y la ciencia.
MFM: ¿Qué es lo más difícil de tu trabajo?
Dorothy: Yo pienso que el reto de mantener la Estación Espacial siempre volando alrededor de la Tierra, que esté en buenas condiciones. La prioridad es que la vida de los astronautas sea primero para todos, se enfoca en la seguridad de los astronautas en el espacio.
MFM: ¿Qué haces en los momentos de máxima tensión cuando hay un problema?
Dorothy: Estamos entrenados para reaccionar inmediatamente, sacar nuestros procedimientos de emergencia y en caso de verdadero peligro, la tripulación tiene que evacuar la Estación Espacial y se tendrán que venir en el vehículo de emergencia.
MFM: En el momento en que suena una alarma, qué te está indicando que algo está mal, ¿cuál es tu reacción?
dorothy-ruiz-martinez-6Dorothy: Primero, es adrenalina. Y luego, son nervios. Pero los operadores de vuelos en Misión Control tenemos que mantener siempre la calma porque suceden cosas bien dinámicas. De pronto, tenemos que re planificar todo un día porque a lo mejor viene un objeto a la trayectoria de la Estación Espacial y entonces tenemos que mantener la calma. Todo es cuestión de práctica, es como que vives en constante adrenalina
MFM: Dorothy tú vienes de una infancia muy difícil, ¿qué cosas no quieres repetir con tus hijos de lo que tú viviste?
Dorothy: Sí, definitivamente no quiero repetir lo que me faltó que fue la figura paterna y materna, las tuve por parte de mis abuelos pero siempre sentí ese vacío. Yo trabajo pero cuando regreso a mi casa, dedico todo el tiempo a mis hijos, calidad de tiempo, pasamos muchos momentos juntos siempre. En mi familia se burlan de nosotros porque dicen que parece que estamos pegados como chicle porque siempre nos ven juntos.
MFM: ¿Y ahora tienes relación con tus padres?
Dorothy: Con mi papá y su familia siempre la tuve, de hecho sus hijos son para mí como mis hermanos. No hay diferencia y siempre los he visto como mis hermanos, crecimos muy cercanos. Mi mamá no, mi mamá yo la conocí hasta cuando yo estaba en la universidad, la busqué. Ella me dejó cuando yo tenía creo que tres meses de edad entonces, yo la busqué hasta los 25 años, por ahí…
MFM: ¿Para qué?
Dorothy: Todos tenemos ese sentido de pertenecer a algo, siempre estamos buscando pertenecer a algo, es como algo humano, muy natural de nosotros. Es como un instinto y yo siempre estuve buscando en diferentes cosas ese sentido de pertenecer a algo y yo creo que fue por falta de eso, de no tener la figura materna. Cuando yo la busco es para cerrar heridas y para cerrar un capítulo de mi vida pero más que nada para decirle está bien. Yo creo firmemente que Dios tiene un plan para todos nosotros y el plan de Dios fue que yo no creciera con ellos y está bien porque me ha ido muy bien, y es lo que Dios quería, y hasta ahora lo he entendido y lo he aceptado y hasta los he abrazado. Me digo: “Mira todas las cosas que he logrado pero Dios lo quería así, tenía ese plan, y ya entiendo el plan de Dios”.
MFM: ¿Eres de origen indígena, verdad?
Dorothy: Mi mamá es zapoteca.
MFM: ¿Cómo una persona que viene de un pueblo pequeño llega a avanzar tanto hasta llegar a ser una ingeniera de la NASA, una mujer que inspira, que es respetada, cómo fue ese proceso?
dorothy-ruiz-martinez-conferenciaDorothy: Mi abuela, Dorotea Cerda de Ruiz me inculcó desde niña la importancia de la educación. A mí me gusta siempre estudiar mucho, aprender mucho de las cosas de manera científica. Me acuerdo que una vez aprendí algo bien importante de nuestra genética, que no solamente heredamos rasgos y enfermedades sino comportamientos también. Entonces, obviamente todo lo que yo heredé viene de mis padres biológicos pero la clave de la genética, lo mágico de todo esto es que el medio ambiente hace que tú no desarrolles esos genes, ¿me entiendes? O esos comportamientos, entonces quiere decir que tú tienes el control. Mi abuela obviamente hizo propicio ese ambiente para mí, perfecto para que me dijera: “tú no vas a repetir lo que yo viví o lo que tú viviste, tú vas a triunfar”. Siempre me puso eso en la mente: vas a estudiar. Mi abuela nada más estudió hasta tercer año de primaria, a ella le escondían los zapatos para que no fuera a la escuela y mi abuela se frustraba porque ella deseaba aprender más y no pudo hacerlo.
Y entonces, cuando me está criando a mí, me dice: “A ver Dorothy, tú puedes lograr… (respira para controlar el llanto), tú puedes lograr lo que tú quieras ser, tú no vas a ser como nosotros y ella siempre me hablaba de ese plan de Dios que tenía para mí”. Entonces, yo creo que si una niña como yo o cualquier otro niño que crece en medio de la adversidad, cuenta con el apoyo de alguien, eso ayuda.
MFM: Y sobre todo el que tú te lo creíste.
Dorothy: Sí, pero una sola persona que crea en ti, puede ser un mentor, una maestra, tu mamá, tu abuelita, tu tía, con que una sola persona crea en ti, tus puertas, las posibilidades se abren al máximo, tú puedes hacer todo lo que sueñas.
MFM: ¿Y qué le dices a tu abuelita?
Dorothy: Pues le digo que gracias por enseñarme sus valores, siempre comparto con ella todas las cosas buenas que me pasan y ella está feliz por eso.
MFM: ¿Qué fue lo más difícil para ti al llegar a Estados Unidos a los 16 años?
Dorothy: Fue un shock cultural, desde aprender a abrir un casillero, un locker. En México las clases son diferentes, te quedas en un salón siempre y acá era de moverse de salón en salón y los primeros días era llegar tarde siempre porque no sabía cómo funcionaba el sistema. Y era tratar de comunicarme con las maestras y que vieran en mí que yo tenía una capacidad que ellas no entendían porque ellas pensaban que por el solo hecho de no hablar en inglés, yo no podía ser buena en matemáticas o desempeñarme bien en ciencias. Y entonces era como probarme, probarles a ellos que sí podía y estar constantemente diciéndoles: “Por favor, cámbiame de clase, o póngame en clase de honores, o clase avanzada, yo sí puedo, pónganme a prueba”. Yo estaba siempre dispuesta a que me pusieran a prueba.
MFM: ¿Hubo entre esos maestros o mentores alguno que creyó en ti?
Dorothy: Sí, a falta de no tener una figura materna, yo digo que Dios me dio muchas mamás, y obviamente está mi abuelita y una maestra de nombre Martha era mi maestra de español en High School. Ella creyó en mí, ella sabía que nosotros no teníamos muchas posibilidades económicas para ir a la universidad y ella vio que siempre se me dio algo por la escritura y ella me dijo: “yo te voy a ayudar, te voy a dar un trabajo haciendo traducciones para que traduzcas material educativo”. Gracias a ella pude trabajar medio tiempo mientras estaba en High School y así generar un poquito de dinero para mí. Ella era la consejera, sabía que mi abuelita no hablaba inglés, entonces, todas las preguntas que yo tenía iba con ella.
MFM: ¿Sufriste bullying?
Dorothy: No sufrí bulliyng aquí, pero en México sí y precisamente era porque al norte de México se ve mucho la discriminación contra los indígenas y el saber que parte de mi origen era zapoteco, sufrí bulliyng por eso.
MFM: ¿Cómo empezó tu carrera ascendente hasta llegar a la NASA?
Dorothy: Empecé como pasante de ingeniero, después entré como instructora de astronautas y después decidí que ya no era lo mío, y que necesitaba ir a un lugar más dinámico y por eso llegué a misión control. Somos como el cerebro de operaciones espaciales en todo Estados Unidos.
dorothy-ruiz-martinez-nasaMFM: ¿Cuál es tu posición en Misión Control?
Dorothy: Yo enlazo las comunicaciones con Misión Control en la Estación Espacial, básicamente sin las comunicaciones que nosotros mandamos no están conectadas las dos cosas, la Estación Espacial no está conectada a la Tierra.
MFM: ¿Cómo te desconectas, después de estar centrada en el espacio, la Estación Espacial y con astronautas, y luego llegas a tu casa y tienes dos niños pequeñitos y un esposo, y ropa que lavar etc.? ¿Cómo se desconecta esa Dorothy la ingeniera, y se convierte en Dorothy la ama de casa, la madre?
Dorothy: Es automático, yo no me traigo el trabajo a la casa, aquí llego y directamente me centro en mi familia. Ya tenemos una rutina, nos gusta mucho andar afuera, en bicicleta, somos muy sencillos, nos gustan cosas bien simples.
MFM: ¿Algo más que tú quieras agregar?
Dorothy: Mi reflexión personal: que los que llegamos al otro lado de nuestros sueños, que los que ya cumplimos nuestro sueño, seamos el aliciente para que otros lo cumplan, que no nada más lleguemos a la cima y nos quedemos ahí sin hacer nada por los demás. Que regresemos a nuestra comunidad y que seamos mentores, porque así como yo tuve un mentor en mi vida, nosotros podemos también influenciar e inspirar la vida de otros jóvenes. Para el 2050 seremos la mayoría y entonces esta es una pregunta que yo siempre doy en mis conferencias a todos: “Si queremos llegar como mayoría en números o como mayoría en talento”, y entonces para llegar en talento tenemos que influenciar el liderazgo de este país por medio de la educación y va a ser de la única manera que lo vamos a hacer.
En el muro de Facebook Dorothy publicó:
“Hace días fui a un Congreso donde aprendí mucho de los expositores. En casi todas las ponencias, se tocó el tema de las metas y como lograr cumplirlas.
Esta semana, curiosamente, mi hijo que está en kinder tuvo que presentar en su clase una meta que tenía, con todos y sus pasos.
Ponerse una meta no es fácil, pero si realizas los siguientes pasos, lo puedes lograr:
1. Visualizar la meta.
2. Escribir los pasos.
3. Ejecutar los pasos.
4. Evaluar e improvisar.
5. Ser persistente y seguir enfocado.
5. Llegar a la meta y celebrar.
Recuerda que “una meta sin un plan es sólo un sueño”.

dorothy-ruiz-martinez-familia

Galería: