LO DESTACADO

Alcalinizar o morir de cáncer

Vale la pena seguir insistiendo en la alcalinidad como sinónimo de bueno y en la acidez como sinónimo de muy malo. QFB. Fernando de la Fuente García

fernando-de-la-fuente-entre-griegos-y-troyanosEn nuestro entorno familiar, escolar, laboral, social, hay que tomar decisiones sobre que hábitos hay que imitar (los buenos) y cuales hábitos evitar (los malos) luego entonces tendré la capacidad para responder a la siguiente pregunta: ¿qué me conviene comer? La comprensión de fenómenos y procesos naturales desde la perspectiva científica nos ayudará a tomar decisiones bien informadas para el cuidado del ambiente y promoción de la salud orientada a la cultura de la prevención, hay que comprender los alcances y las limitaciones que conlleva no hacerlo.

El fácil acceso a comida con alto contenido energético, pero de escaso valor nutrimental, está haciendo de la obesidad un problema de salud nacional y mundial, de acuerdo con datos recientes, nuestro país ocupa el primer lugar en términos de porcentajes de habitantes obesos, cerca del 24% de los mexicanos, y el primer lugar en obesidad infantil a escala mundial.

La dieta actual de un mexicano promedio es demasiado alta en grasas y azucares, somos además los mayores consumidores de refrescos en el mundo, con un promedio de más de 160 litros por persona al año. La falta de acceso (adrede o no) al agua potable en casas, escuelas y lugares públicos es en gran parte responsable de este problema y las compañías refresqueras hacen su agosto ante la ineficiencia, adrede o no, de las autoridades para abastecer de agua potable a la población, es verdad también que se carece de la información y de los conocimientos sobre la relación entre el tipo de alimento y la energía que produce para tomar mejores decisiones sobre la dieta diaria más conveniente.

Vale la pena seguir insistiendo en la alcalinidad como sinónimo de bueno y en la acidez como sinónimo de muy malo. Por ejemplo las enfermedades y el cáncer solamente pueden crecer y desarrollarse en un cuerpo ácido, pero son neutralizadas y nunca pueden crecer ni desarrollarse en un cuerpo alcalino, vale la pena seguir insistiendo en la alcalinidad como sinónimo de bueno y en la acidez como sinónimo de muy malo.

Todas las personas poseen células cancerígenas en el cuerpo, estas células no aparecen en las pruebas estándar hasta que han llegado a ser algunos millones, cuando un médico le dice a su paciente con cáncer que ya no se encontraron células cancerígenas en su cuerpo, después del tratamiento, significa que el tamaño del grupo de estas células ya no es detectable en los exámenes.

Cuando el sistema inmunológico es fuerte, éste destruye las células cancerígenas, previniendo la multiplicación y evitando la formación de tumores. Cuando una persona tiene cáncer esto indica que tiene múltiples deficiencias nutricionales, pudiendo ser genético, ambiental, alimenticio o por determinados factores del estilo de vida.

Uno de las formas de combatir la deficiencia nutricional, es cambiar la dieta e incluir suplementos alimenticios que refuercen el sistema inmunológico, un organismo alcalino como el que disfrutan todas las criaturas del mar, jamás puede enfermarse de cáncer, la mayoría de las dietas son acidas, y por tanto enfermizas.

Una forma de combatir el cáncer deteniendo su multiplicación, es dejando morir de hambre a las células cancerígenas, para ello es necesario conocer cuales el alimento idóneo y cual es nocivo para estas células malignas.

El azúcar es un importante suplemento alimenticio para el cáncer, los sustitutos de éste están elaborados por aspartame, algo muy dañino, el mejor sustituto natural, tal vez sería la miel de abeja, pero en pequeñas cantidades, la Stevia, Es un endulzante natural alternativo al azúcar es un sustituto más difícil de localizar, compuesta de glucosa, y rebaudiosida. La Stevia en su forma natural es 15 veces más dulce que el azúcar de mesa (sucrosa). Y el extracto es de 100 a 300 veces más dulce que el azúcar.

La sal de mesa (NaCl) contiene químicos para blanquearla, siendo una mejor alternativa la sal de mar, y mejor aún la del Himalaya, la cual contiene todos los minerales que a la sal de mar le retiran durante su obtención. La leche causa que el cuerpo produzca mucosa especialmente en el tracto gastrointestinal alimentándose de la mucosa el cáncer.

El almidón de alimentos, como el pan patatas arroz y otros cereales, todo se digiere por una enzima secretada en las glándulas salivales, es necesario mascar y ensalivar bien estos alimentos para evitar que se pudran una vez tragados, el pan integral aportará minerales que reducirán su pH ácido. Evita el café, té, y chocolates que contengan altos niveles de cafeína, el green tea o té verde es la mejor es la mejor alternativa, teniendo propiedades que luchan en contra del cáncer.

Una dieta basada en carnes, propicia un ambiente ácido, ideal para la proliferación de las células cancerígenas, es mejor comer pescado y algo de pollo que carne de res o de cerdo, la carne además contiene antibióticos, hormonas y parásitos, lo cual es muy dañino especialmente en casos de cáncer. La proteína de la carne es más difícil de digerir, precisando de muchas enzimas digestivas y la carne sin digerir permanece en el intestino pudriéndose y convirtiéndose en más residuos tóxicos.

Las células cancerígenas tienen sus paredes cubiertas de resistente proteína, comiendo menos carne se liberan más enzimas que atacan a sus paredes de proteína, permitiendo que el cuerpo produzca células que matan a las células con cáncer. En un ambiente oxigenado, las células de cáncer no prosperan, por tanto hacer ejercicio a diario y respirar profundo ayuda a llevar oxígeno a nivel de las células, La terapia de oxigeno es otra de las fórmulas utilizadas para combatir a las células de cáncer.

Actitud Positiva. El cáncer además de enfermedad del cuerpo, también lo es de la mente y del espíritu, un espíritu positivo ayuda al enfermo a sobrevivir, la ira, el rencor, el odio, y el resentimiento, llevan al cuerpo a un ambiente ácido y de tensión, hay que aprender a relajarse y disfrutar la vida, a tener un espíritu de amor y de perdón. Ser sociable, con redes de amigos y fuertes lazos sociales es más saludable que ser solitario o tener solo contacto con la familia.

Una dieta de un 80% de vegetales frescos, jugos, granos, semillas, nueces, y algo de fruta, ayuda a poner el cuerpo en un ambiente alcalino, para el 20% restante se puede comer comida cocinada incluyendo los frijoles. El jugo de vegetales frescos, como el jugo de zanahoria, fortalece el sistema inmunológico, provee de enzimas vivas rápidamente absorbibles, pudiendo alcanzar niveles celulares en solo 15 minutos, que nutren y hacen aumentar el crecimiento de células sanas.

Para obtener enzimas vivas que construyan células sanas, hay que tomar jugos de vegetales frescos y comer algunos vegetales crudos de dos a tres veces al día, no hay que pelarlos con anticipación, solo justo antes de comerlos, masticar los vegetales crudos más tiempo, libera sinigrina un anticancerígeno. Comer todos los colores de vegetales asegura la mejor mezcla de antioxidantes, minerales y vitaminas.

Recordemos, un organismo nunca podrá enfermarse de cáncer, tratemos entonces por todos los medios de eliminar esa acides de nuestro pH donde prolifera la enfermedad.
Comer verduras nos ayudará a conseguir ese equilibrio del pH y restituir así completamente la salud.

La salud es el mejor regalo que nos podemos regalar a nosotros mismos y a los que amamos. Decida hoy cuidar su salud por medio de alimentos alcalinos y un corazón lleno de gratitud. (Jerson F. Cruz), no cuidar nuestra salud equivale a que una vez contraída la enfermedad del Cáncer tendríamos que someternos a las formas medicas tradicionales de combatir el cáncer una vez declarado CA positivo.

Quimioterapia. Consiste en envenenar las células cancerígenas de rápido crecimiento, pero ello implica envenenar también células sanas de rápido crecimiento en la médula ósea, tracto intestinal, etc., pudiendo causar daño a órganos como el hígado, riñones, corazón, pulmones, etc.

Radioterapia. Destruye células cancerígenas, pero quema, deja cicatrices y daña células sanas, tejidos y órganos.

Los tratamientos iniciales con Quimioterapia y Radioterapia suelen reducir el tamaño de los tumores. Sin embargo, hay un momento en el que el uso prolongado deja de destruir tumores y lo único que hace es envenenar el organismo. Cuando este se llena de demasiada carga tóxica, el sistema inmunológico queda comprometido o destruido y en ese momento, la persona puede sucumbir a diferentes tipos de infecciones y complicaciones.

Además, la Quimioterapia y la Radiación pueden causar que las células cancerígenas muten y se hagan resistentes, dificultando entonces aún más su destrucción. Mientras que la cirugía causa que las células cancerígenas se propaguen a otros sitios.

Recordemos, un organismo nunca podrá enfermarse de cáncer, tratemos entonces por todos los medios de eliminar esa acides de nuestro pH donde prolifera la enfermedad. Comer verduras nos ayudará a conseguir ese equilibrio del pH y restituir así completamente la salud.
BIBLIOGRAFÌA:

Apuntes de la Conferencia “alimentación alcalina o cáncer”
Apuntes de la Conferencia “Importancia de los ácidos y las bases en la vida cotidiana”
Apuntes de la Conferencia “Importancia de los ácidos y bases en la cocina”.
Entre Griegos y Troyanos
Mtro. QFB. Fernando De la Fuente García
E-Mail: ferdelafuenteg@gmail.com
Twitter: @FerranFercho
WhatsApp: 4444-16-9864