LO DESTACADO

Estado de México, la batalla decisoria

rene-sanchez-juarez-praxis-politicaEste año inician los procesos electorales para elegir a tres gobernadores, Coahuila, Nayarit y Estado México, mientras que en Veracruz se renovarán 212 municipios. No cabe duda que la elección que más llama la atención por ser el estado más importante electoralmente será la llevada a cabo en el centro del país.
La importancia del Estado de México radica en que siempre ha sido gobernada por el mismo partido, el PRI; ha sido el bastión de priístas durante décadas.

El 4 de junio se llevarán las elecciones para elegir a un nuevo gobernador, tendrán prácticamente cuatro opciones y los posibles candidatos son: Alfredo del Mazo por el PRI; Josefina Vázquez Mota por el PAN; Delfina Gómez por Morena y Juan Zepeda por el PRD.

El candidato del PRI, primo del presidente Enrique Peña, es quien actualmente tiene una ligera ventaja, esto por la estructura electoral construida por años; sin embargo, deberá ofrecer algo diferente en la campaña para convencer a aquellos que no simpatizan con el partido del presidente Peña, debido al alza en los combustibles y la serie de escándalos de corrupción.

Aunque el PAN tiene presencia en municipios importantes sobre todo en la zona industrial del Estado de México en las últimas elecciones no ha reivindicado esa presencia dando paso al PRD que se fortaleció en los municipios conurbados de la Ciudad de México.

Sin embargo; hoy esa influencia la está retomando Morena como resultado de las últimas elecciones en la capital del país y por el activismo y el nivel de conocimiento de AMLO.

Mientras que la excandidata presidencial, volverá a las urnas, después de haber quedado en tercer lugar en 2012, envuelta en un escándalo por la supuesta entrega de 900 millones de pesos del erario público.

Precisamente Josefina se registró el fin de semana pasado y declaró que tiene el suficiente respaldo para enfrentar al grupo Atlacomulco y combatir los tres principales temas que aquejan a los mexiquenses, corrupción, impunidad y la inseguridad.

La sorpresa de esta elección podría ser la profesora Delfina Gómez quien, de la mano de Andrés Manuel López Obrador, encabeza a Morena en esta elección, quien ha duplicado su intención del voto en las encuestas. Esto debido más al trabajo de AMLO y la preferencia general en el país por Morena que por méritos propios.

El Candidato Juan Zepeda pretende no dejar caer al perredismo en ese estado y evitar la debacle electoral de su partido apoyado por el PT. Así ambos buscan convertirse en el contrapeso izquierdista al discurso lopezobradorista y a su candidata.

La encuesta publicada por El Universal coloca al PRI-PVEM-PANAL-PES con 19.8%; PAN 19.6%; Morena 17.8%; PRD-PT 13.8% en este careo. En todos los escenarios el PRI resulta vencedor; sin embargo, con estos números se puede presumir un empate técnico entre los primeros tres lugares y 4 meses aún para la contienda.

Morena podría estar cerca de su primer gran triunfo de concretarse la tendencia positiva de intención de voto.

Mientras que el PRI tendría que fortalecer su voto duro y apostar por el día de elección y cuidar esa leve ventaja.

Las preguntas son muchas para esta elección que marcará muchas líneas a seguir en el 2018, ¿Josefina tendrá la calidad moral para cuestionar al PRI y a su candidato? ¿el PAN podrá enarbolar el discurso de la crisis cuando ha sido copartícipe del actual régimen empezando por su apoyo al pacto por México? ¿Eruviel Ávila perderá la oportunidad de demostrar que puede ser el candidato presidencial confiable que el PRI necesita, ganando la elección para un destacado miembro del grupo Atlacomulco? La moneda está en el aire y el Estado de México tiende a ser la “madre de todas las batallas electorales”.