LO DESTACADO

Claudia Corichi llamó a los Diputados a poner un alto a la simulación en el combate a la corrupción en México

asf_claudia_corichi_2En el marco de la entrega del informe de resultados del análisis de la Cuenta Pública 2015 a la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, la Diputada Ciudadana Claudia Corichi advirtió los grandes retos que tiene por delante la legislatura para vigilar y contener la corrupción, así como para consolidar las instituciones de transparencia y rendición de cuentas.

Esto, toda vez que resaltó que la misma Cámara de Diputados se encuentra en falta pues hasta ahora no se han dictaminado más que cuatro Cuentas Públicas en 16 años de existencia de la ASF. Más grave aún el que ninguna de las tres revisadas de la actual administración de Peña Nieto, ha pasado por el Pleno de esta soberanía; “los grupos parlamentarios mayoritarios han impedido que se revise en la otra comisión a la que también corresponde esta tarea que es la de Presupuesto y en particular que haya una aprobación, desaprobación o siquiera discusión en el Pleno”. Basta ya de que solo tengamos actos protocolarios sin resultados para la gente.

Dijo que parte fundamental de la agenda de Movimiento Ciudadano ha sido trabajar por la austeridad y por eliminar privilegios y prestaciones de lujo de los altos mandos del gobierno como los seguros de gastos médicos mayores, las pensiones de los expresidentes y, en general, los gastos excesivos en los que ha caído el ejecutivo en todas las instancias, empezando por los excesivos gastos en publicidad del gobierno federal.

Señaló que, si bien ya se aprobaron distintas reformas para crear herramientas y organismos de transparencia y rendición de cuentas, persisten casos de corrupción como los de Miguel Alonso, de Zacatecas quien, pese a los señalamientos de malos manejos, fue premiado con un puesto en el Gobierno Federal, el aun desaparecido Javier Duarte en Veracruz, Cesar Duarte en Chihuahua o Rodrigo Medina en Nuevo León.

Finalizó diciendo que “si las instancias actuales de combate a la corrupción hubieran dado los resultados esperados, no hubiera sido necesaria la creación de un Sistema Nacional Anticorrupción y de más entramados burocráticos que serán costosos por no tomar decisiones contundentes a tiempo”.