LO DESTACADO

Un hombre llamado Juan Carlos

MARÍA LUISA PAULÍN / Código San Luis / San Luis Potosí, S.L.P.

Cuentan que hace 30 años  compartían el pan y la sal el entonces gobernador Carlos Jonguitud Barrios y el presidente municipal Miguel Valladares, hablaban de política y de los tiempos por venir.

Jonguitud preparaba entonces su sucesión y buscaba al hombre ideal que pudiera ser gobernador, cuando de pronto, en una acción inesperada volteó a ver a Juan Carlos, el hijo de don Miguel Valladares que acompañaba a su padre a la reunión y le soltó a boca de jarro: “un día tu vas a ser gobernador muchacho”.

Juan Carlos se sorprendió, agradeció la profecía pero recordó al gobernador Jonguitud su gusto por la ingeniería y su residencia en el estado de Texas donde estudiaba y trabajaba.

Jongutud soltó una sonora carcajada y le insistió: “ Tu vas a ser gobernador de San Luis Potosí un día, ya lo verás”.

Pasaron los años y Juan Carlos transitó por la vida en su profesión, la ingeniería, alejado de la política y dedicado a atender los negocios de familia; no dejó, sin embargo, de estar atento a los acontecimientos.

A la muerte de su padre se dedicó a trabajar en la empresa que les dejó: Aceros San Luis y otros negocios que no sólo hizo crecer, los duplicó y los potenció dando certidumbre con ello a la familia entera y principalmente a su madre doña Rosita.

Mientras Juan Carlos cargaba sobre sus hombros la dirección familiar, fueron sus hermanos, Miguel y Pablo quienes sí se involucraron en la política, el mayor, Miguel, intentó ser candidato a gobernador en el 2003 pero a final de cuentas declinó, algunos dicen que fue por presión de los entonces llamados cuatro fantásticos (entre ellos Carlos Jiménez Macías, y Manuel Medellín Milán) así que en México lo hicieron candidato pero el gusto le duró  sólo el trayecto que hizo el avión de la Ciudad de México a la capital potosina.

Pablo, el menor, fue diputado local, ha intentado construir un proyecto para gobernador pero su modo de hacer política, no muy ortodoxa le ha ganado antipatías, recelo y hasta coraje, lo respetan por su poder económico y porque tiene medios de comunicación, afectos reales tiene pocos.

Pero las leyes del Universo dicen que el destino de cada ser está predicho y que aun cuando se resista, al final de cuentas las fuerzas conspirarán para que se cumpla el plan de cada quien.

Con el paso de los años los tres hermanos, hijos del último alcalde decente que tuvo la ciudad, tomaron sus caminos y sus destinos, los negocios que tenían en común se distribuyeron  por acuerdo de hermanos y hermanas, Miguel y Pablo optaron por hacer algunos negocios en el extranjero pero conservaron la propiedad de Editora Mival productora de los periódicos Pulso, San Luis hoy y parte de canal 7 y Juan Carlos y sus hermanas decidieron diversificar su capital en otro tipo de negocios, alejados de los reflectores y de los periódicos que lejos de traerles  satisfacciones, les redituaban reclamos y enemistades.

Juan Carlos, dicen los que lo conocen, es un hombre que sabe trabajar, directo, estructurado en sus esquemas mental y operativo, está acostumbrado a crear expectativas, proyectar metas, alcanzarlas y rebasarlas, no es un hombre fácil de manipular con chismes, no abriga sentimientos de envidia o desquite, mas bien es un resolvedor nato, conciliador, excelente gestor y especialista en abrir puertas de todos los niveles sociales y políticos. Es un hombre feliz, dicen sus allegados.

Hace algunos meses cuando alguien le preguntó si quería ser gobernador, igual que en aquella mesa donde Jonguitud predijo su futuro con desenfado respondió: Nooo yo no soy político, yo sí trabajo cabrones.

Pero un grupo de amigos y empresarios lo animaron y lograron generar interés en este hombre sobre el cual hoy se dirigen muchas miradas ante la posibilidad real de que pueda convertirse en candidato del PRI a gobernador del Estado.

El hombre, dicen sus cercanos, ya tiene un diagnóstico de la situación que vive San Luis Potosí y un catálogo de obras y acciones que pretende  desplegar en caso de que resulte el elegido por la “mano de Dios” porque, afirman, los últimos reportes sobre crecimiento económico que colocan a la entidad con un decrecimiento de menos 0.9 por ciento le hizo meterse a trabajar en el diseño de una fórmula que nos lleve a recuperar terreno.

Juan Carlos piensa que es el trabajo la única forma de remontar adversidades, para él no hay imposibles, para él siempre hay soluciones y manera de poder hacer lo que hacen los estados vecinos como Aguascalientes o Querétaro que tienen crecimientos del 8 y 9 por ciento. Y, ¿por qué no? Lo que hacen otros países para generar bienestar en la población mediante un desarrollo integral.

El empresario está ya en la baraja, igual que están José Ramón Martel, Juan Manuel Carreras, Fernando Pérez Espinosa, Mario García Valdéz solo que, dicen los que saben, el proyecto de Juan Carlos Valladares no es ganar la candidatura, es ser gobernador y relanzar a San Luis Potosí hacia un mejor destino de desarrollo, inclusión, trabajo, dignidad, paz, seguridad y bienestar.

Cada uno de los aspirantes trae su juego, todo están en la misma baraja pero solo una cosa es cierta, en San Luis Potosí no necesitamos un buen candidato o candidata, necesitamos un gran gobernador.

P.D.1.-  Después de ocho días de denuncias en redes sociales de casos reales de intento de rapto de menores, la autoridad tuvo que activar la Alerta Máxima, el Procurador Miguel Angel García Covarrubias se empeña en demostrar que es altamente inepto para el cargo y la directora de Alerta Amber, Cristina Hurtado deja ver una vez mas que además de mentirosa e ineficiente ocupa un cargo de tan alta responsabilidad gracias a sus oficios carnales.

P.D.2.- A propósito de la Procuraduría, mañana se cumplen 15 días de la desaparición de Guadalupe González Velazquez, perito de la Procuraduría y nada se sabe, pero tampoco se está investigando, el Ministerio Público le apuesta a que se olvide el tema porque los principales sospechosos son el perito papá del bebé de 10 meses, y otra empleada de la Procuraduría que es su pareja actual. Todo un enredo que no le interesa al gabinete de seguridad esclarecer. La familia demanda la aparición de su hija Lupita y el pequeño Alan Tadeo .

P.D.3.- En Real de Catorce hay todo un entramado de corrupción y tráfico de influencias en el que pocos se salvan, esperen noticias.

P.D.4.-  Personalmente envío una felicitación, un abrazo, mi reconocimiento y gratitud a Yolanda Eugenia González Hernández, sin duda una gran mujer, política destacada, honesta, trabajadora, pero mejor amiga y ser humano por el reconocimiento a su militancia y trayectoria dentro del Partido Revolucionario Institucional. Ante personas como ella me quito el sombrero y me pongo de pie.

Hasta la próxima.